Páginas

16 de agosto de 2011

Solución de continuidad

Este jueves, por suerte, retomo mis clases literarias. Di muchas vueltas, pero ahí estaré. Se viene una segunda mitad del año colmada de actividades, trabajo, Tesis... pero ahí estaré. Como pueda, como salga, pero el asunto es continuar.

La continuidad no me trata bien últimamente. Me canso, me aburro fácil. Con los años me volví más exigente, conmigo, con todos, y espero siempre más. Casa de Letras me da todo así que no me puedo quejar. Abandonar sería una tontería.

Esto que tengo ahora tan claro, estuvo madurando hace unos días en mi cabeza. Los años también me volvieron más complicada.

En lo que resta del año 2011, está decidido: voy a construirme un cuarto propio al estilo de Virginia Woolf. De allí en más, lo que venga... ya veremos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario