Páginas

17 de junio de 2012

Resucitando el blog

Un poco para reanimar este espacio tan postergado últimamente, comparto con Uds. una entrada de otro blog que tuve en algún momento que se llamaba "Burbujeando", que fue la antesala de Minismalias pero donde deliraba con más intensidad.


Me alegra contarles que estas palabras siguen vigentes y que me sigo sintiendo identificada con su melodía. El título de la entrada era "O cómo decir las cosas de otro modo", un poco inspirada en la canción "Fe de erratas" de Iván Noble, que si no la escucharon, desde ya que les recomiendo que lo hagan.


En lugar de "felicidad", sería despertar cada mañana a tu lado.
En lugar de "miedo", los desafíos.
No es "ansiedad" sino siempre querer más.
No es "tristeza" en cambio tenerte lejos.

Cuando digo "futuro", es la casa propia.
Cuando digo "pasado", todo lo que viví hasta hoy.
Mi "presente", o sea, "orgullo".
"Orgullo" es haber crecido como persona y profesional.

"Amor" es una palabra.
Una "caricia" es amor;
 
un "abrazo", no quiero que te vayas.
"Abrigo" es sentirte cerca y la comida de mamá.

"Pasión", la que sentís por Racing;
"Odio" por mí jamás, terrible sentimiento.
"Destino" somos vos y yo juntos;
 
"Fuego" somos vos y yo juntos.

"Eternidad" lo que no se puede comprobar;
"Infinito" aún más absurdo.
"Palabras" o las que me ayudan a expresar.
"Escribir" es meterme en mi mundo.

"Ojalá" que algún día aprenda a cocinar.
"Mucho" quiere decir que tengo de sobra.
"Más" es uno y otro;
 
"Menos" me decepciona.

"Lejos" es Ushuaia.
"Cerca" divide dos terrenos.
"Familia" está acá nomás.
"Hogar" es mucho más que eso.

"Delirio" o lo que estoy escribiendo.
"Locura", algo patológico.
"Corazón" es lo que me robaste ese viernes de enero;
"Besos" los que te voy a robar toda la vida.



Hasta el próximo post!

1 comentario: